Más tranquila y confiada

Cuando trajimos a casa a Kundry tenía unos 8 meses y ya había tenido unos dueños anteriores de los que no sabíamos nada. Siempre se mostró muy retraída y temerosa cuando venía gente a casa (se escondía hasta que las visitas se habían ido).

A través de la lectura de sus registros para la Sanación de Mascotas descubrimos que tenía un bloqueo muy fuerte procedente de sus primeros meses de vida y que le había estado generando mucho miedo durante todos estos años. Tras la sanación se la ve mucho más tranquila y relajada, además la última vez que tuvimos visita se acercó y, ante nuestro asombro, estuvo un rato cerca de nuestro amigo, tranquila y bastante confiada.

Recomiendo completamente esta lectura porque muchas veces no sabemos interpretar el lenguaje de nuestra mascota y no nos puede contar lo que le pasa, pero la limpieza de su sistema energético puede quitarle problemas que ni sabíamos que tenía.